Recuperarse de un despido no es nada fácil, es un gran golpe para la autoestima, las finanzas y la confianza respecto a las perspectivas laborales futuras.

Posiblemente piensas que tus posibilidades de encontrar un empleo son escasas, pero sufrir un despido podría resultar en una oportunidad única para encontrar un nuevo reto profesional, reevaluar tu carrera, o incluso considerar un cambio en tu trayectoria laboral. Existe un gran número de posibilidades y beneficios que solo se pueden valorar cuando ocurren estas circunstancias que hacen que salgas de tu zona de confort.

Hemos preparado 8 pasos que te ayudarán a desarrollarte y a seguir creciendo profesionalmente tras un despido y, en conclusión, hacer que tu carrera recupere el rumbo:

computer

1. Reenfoca tu forma de pensar

Ser despedido puede desencadenar emociones intensas que conduzcan a acciones apresuradas de las que luego te puedas arrepentir. Mantener una actitud tranquila, metódica y lógica te ayudará a concentrarte y a avanzar de manera proactiva. Los despidos son una decisión de negocio, por lo que es esencial que no te lo tomes como algo personal.

En estos tiempos cada vez más inciertos, la reestructuración de una empresa puede ser crucial para su supervivencia. Por tanto, no pienses que la decisión de dejarte ir es reflejo de tu capacidad o de lo que has aportado al puesto. Es simplemente una decisión comercial y debes comprender que aceptarlo te ayudará a avanzar de manera más efectiva.

2. Organízate

Tan pronto como te des cuenta de que el despido es inminente, comienza a organizarte para favorecer tu carrera profesional. Debes mantener una comunicación abierta con tu supervisor y solicitarle referencias que puedas compartir con tus futuros empleadores. Asegúrate también de obtener tus nóminas y documentación laboral, ya que este tipo de papeleo puede ser mucho más difícil de conseguir una vez hayas dejado la empresa.

3. Date algo de tiempo

Una de las cosas más importantes que debes recordar es no entrar en una situación de pánico, ya que esto podría hacer que tomes una decisión equivocada para ti y para tu carrera. La reacción instintiva será pensar que necesitas encontrar algo nuevo mañana mismo, pero el despido suele ofrecerte cierto tiempo y dinero mientras te planteas cuál será tu próximo paso. ¡Tómatelo!

4. Reevalúate

Un despido es una situación muy difícil de asumir, pero también puede resultar una oportunidad para realizar cambios positivos. Tómate el tiempo necesario para reevaluar tu carrera. El equilibrio entre tu vida laboral y personal puede ayudarte a identificar lo que quieres obtener de tu próximo puesto y compañía. Por ejemplo, es posible que anheles más flexibilidad de la que te proporcionaba tu trabajo anterior.

Además, la disponibilidad de tiempo que te ofrece no tener trabajo puede proporcionarte el ímpetu necesario para llevar a cabo cambios audaces con los que habías soñado, como por ejemplo, realizar un cambio de carrera o volver a estudiar y formarte a tiempo completo.

“A pesar del estrés y la ansiedad que conlleva ser despedido, es esencial que tomes los aspectos positivos y busques formas de hacer que tus nuevas circunstancias funcionen para ti", aconseja Javier García, Managing Consultant de la División Legal, RRHH y Formación en Walters People.

5. Mantente conectado

Uno de los miedos que muchos comparten sobre el despido es perder el contacto con sus compañeros de trabajo, las empresas y los profesionales de su sector, pero esto no tiene por qué suceder. En estos días existen variedad de formas para relacionarte con las personas de tu entorno: tus conocidos pueden presentarte nuevos contactos, pero busca los tuyos propios, ayúdate de tus redes sociales profesionales para mantenerte siempre activo.

6. Actualiza tu CV

Una vez que hayas decidido cuál es el siguiente paso para ti, invierte tu energía en actualizar tu CV y ​​perfil en LinkedIn. Tus experiencias y conocimientos recientes podrían ser los más valiosos, sin olvidarte de destacar tus habilidades clave y toda tu trayectoria profesional. Tampoco seas evasivo a la hora de contar cuál es tu situación laboral actual: en términos de despido, siempre es mejor ser franco y honesto con los responsables de selección.

7. Comprométete con un consultor de búsqueda y selección

Volver al mercado laboral puede ser desalentador, pero ponerse en contacto con un profesional en la búsqueda y selección de perfiles, puede hacer que tu proceso de búsqueda de empleo sea mucho más manejable. Tu consultor no solo te brindará consejos en lo que respecta a tu CV y tu ​​técnica de entrevista, sino que también te proporcionará información valiosa sobre el mercado de empleo actual. Además, te podría dar visibilidad y acceso a posiciones no ofertadas de manera pública.

8. Ten mente abierta y sé positivo en tu enfoque

Cuando se trata de buscar empleo, es importante recordar que es posible que no se te ofrezca el puesto que deseas de inmediato, así que intenta ser flexible con tus expectativas. Por otro lado, tu búsqueda podría presentarte roles que no habías considerado anteriormente, así que es aconsejable mantener la mente abierta y evaluar cada oportunidad.

“Durante las entrevistas de trabajo, transmite una motivación y actitud positiva, enfócate en lo que puedes aportar a la función, puesto y misión de la compañía contratante, y procura no estancarte en el despido de tu antiguo trabajo”, concluye Javier García.

»

Sala de prensa

»