Encuentra tu empleo ideal

apretón de manos

¿Estás preocupado porque mañana tendrás otro aburrido día de trabajo? Si has perdido la pasión, tal vez sea la hora de cambiar de empleo o de darte un tiempo.

Cuando se intenta pensar en cual sería el trabajo de nuestros sueños puede ser tentador hacer exactamente esto: imaginar un cargo ficticio en el que cada minuto es emocionante, con un salario increíble y unos beneficios excelentes.

Sin embargo, algo más efectivo y realista es reflexionar en lo que más y menos te ha gustado de tus empleos anteriores, y utilizar este aprendizaje para dar el próximo paso.

Encuentra tu empleo ideal respondiendo a estas 6 preguntas:

1. ¿Qué es lo que más te gusta hacer en el trabajo?

Piensa en la última vez en la que te sentiste involucrado en tu empleo e intenta recordar qué es lo que te hacía tener esa sensación. ¿Era el trabajo que realizabas? ¿Estabas especialmente interesado en el tema? ¿Era la sensación de que estabas contribuyendo positivamente al negocio? ¿Tal vez estabas trabajando con tecnología punta? ¿Estabas en un puesto que te permitía expresar tu creatividad? 

¿Era quizás el ritmo de trabajo? Algunos profesionales prefieren dedicar su tiempo a las tareas que realizan sin ser presionados, en cambio otros prefieren la adrenalina de los ambientes acelerados y los deadlines apretados.

¿Era la forma en la que trabajabas? Tal vez te encantaba la autonomía de tu puesto o, por el contrario, lo que más te gustaba era ser parte de un equipo de trabajo. ¿Preferías tener varios proyectos al mismo tiempo? o ¿estar enfocado en un único proyecto? ¿Te gustaba relacionarte con tus compañeros manteniendo buenas relaciones con todas las personas de la empresa? o, ¿te sentías realizado simplemente estando enfocado en tu tarea?

2. ¿En qué destacas?

Date un momento para pensar en tus puntos fuertes y débiles, y hazlo de la forma más honesta. Redacta una lista de competencias con el máximo detalle posible, identificando no solo las habilidades técnicas, sino también las soft skills, como por ejemplo la capacidad de negociación, de lidiar con clientes difíciles o de gestión del tiempo.

Si estás considerando un cambio de carrera, tal vez lo más complicado sea convencer a un potencial jefe de que eres un buen candidato para el cargo. Es esencial que hayas reflexionado bien sobre ello, y sobre de qué forma tus competencias son potencialmente transferibles a otro tipo de posición.

3. ¿Qué quieres aprender?

Nunca se debe parar de aprender y esto es especialmente importante cuando se trata de trabajo. Independientemente del nivel en el que te encuentres, la clave para estar completamente motivado es poder desarrollarte profesionalmente y continuar aprendiendo cosas nuevas para que el trabajo te siga resultando interesante.

Realiza una búsqueda y encuentra una organización que invierta en tu talento. La mayoría de las empresas que lo hacen llaman la atención de los profesionales por este factor, puedes buscar en sus redes sociales y ver las opiniones de los empleados en websites como Glassdoor o Google Reviews para tener una noción más realista. Además, puedes preguntarle a tu entrevistador sobre oportunidades de training y desarrollo dentro de la empresa.

4. ¿En qué tipo de cultura corporativa quieres desarrollarte?

Una compañía que está de moda y que ofrece un excelente paquete de beneficios puede parecer muy buena idea sobre el papel, sin embargo, si su cultura no encaja bien con tu perfil, puedes acabar sintiéndote completamente infeliz en el trabajo.

Es muy importante saber cómo es la cultura de una determinada empresa antes de aceptar una oferta de empleo. El ambiente laboral y la atmósfera en la cual vas a realizar tus funciones tiene mucho que ver con la satisfacción laboral. Recuerda tus empleos anteriores y pregúntate: ¿Qué tipo de ambientes son mejores para ti en el día a día? ¿Cuáles contribuyen en mayor medida a tu productividad y satisfacción?

Una vez más, una pequeña búsqueda en las redes sociales o en la página web de la organización podrá revelar cómo es el lugar de trabajo en términos de cultura empresarial:

  • ¿Parece tener una cultura que apoya las buenas causas, tal vez animando a un voluntariado o patrocinando proyectos solidarios?
  • ¿Muestra un ambiente agitado? o ¿se trata de una atmósfera más tranquila?
  • ¿Sientes que existe el apoyo por parte de la organización, el trabajo en equipo, y que los éxitos son reconocidos y celebrados?
  • ¿Será un lugar donde todos los empleados trabajan de forma conjunta e intensa hasta cumplir el objetivo? o ¿es más un sitio que favorece el trabajo flexible y la conciliación de la vida laboral y familiar?
  • ¿Percibes que hay pruebas de algunas características menos deseables como la falta de innovación o el exceso de burocracia?

Independientemente del nivel en el que te encuentres, la clave para estar completamente motivado es poder desarrollarte profesionalmente y continuar aprendiendo cosas nuevas para que el trabajo te siga resultando interesante.

5. ¿Qué impacto quieres generar en la organización?

Además de pensar en lo que una compañía puede ofrecerte, reflexiona sobre el efecto que quieres producir dentro de la misma. Por ejemplo, si ayudar a los demás te da una gran satisfacción laboral, es importante saber si la compañía ofrece oportunidades a este respecto antes de aceptar la oferta de empleo.

Dependiendo de tu motivación puedes considerar si la empresa ofrece:

  • La libertad de hacer crecer una nueva área de negocio.
  • La oportunidad de desarrollar y liderar nuevos proyectos.
  • Participar en programas de mentoring.
  • La oportunidad de participar en actividades de responsabilidad social corporativa.

Puede ser interesante comentar estos puntos durante la entrevista cuando te pregunten si tienes alguna duda en relación a la posición.

6. ¿Qué encaja con tu estilo de vida actual?

Otro factor clave que puede influir en la posible inclinación hacia un puesto específico es el estado de tu vida personal. Si tienes hijos pequeños será más probable que valores la seguridad económica y la oportunidad de tener un trabajo flexible, mientras que si no tienes hijos prefieras un cargo que ofrezca menos seguridad, pero que incluya otros beneficios.

Para saber si un determinado empleo se va a ajustar con el resto de tu vida personal, puedes elaborar una lista de pros y contras, y otorgar un grado de importancia a cada uno. Ten en cuenta aspectos como la distancia de casa al trabajo, la posibilidad de salir a cierta hora, el salario y beneficios, la seguridad laboral, y el horario de trabajo.

Puede ser complicado tener esta conversación en una entrevista sin levantar dudas con respecto a tu compromiso para-con la oferta de empleo, por eso puede que sea mejor investigar previamente en internet y descubrir las opiniones de los empleados. Lee varios comentarios para tener una visión general y una opinión más formada.

Finalmente, no te pongas demasiada presión para encontrar el trabajo de tus sueños. Puede que no sea tu próximo empleo y tal vez tarde más tiempo a llegar, pero al pensar conscientemente sobre lo que realmente es más importante para ti, tendrás más posibilidades de conseguirlo antes.

¿Estás preparado para encontrar tu empleo ideal? Insríbete en nuestras últimas ofertas.

clips fondo rosa

Quiénes somos 

Read more »

Últimas vacantes