7 consejos para negociar tu salario con éxito

jóvenes trabajando con portátil

Incluso cuando sentimos que merecemos un ascenso, aumento salarial, o mejores beneficios, no siempre tenemos la determinación para pedirlo.

¿Qué puedes hacer para aumentar tu confianza en estos casos? ¿Qué pasos debes seguir para aumentar las posibilidades de éxito en estas negociaciones? A continuación te ofrecemos 7 consejos para negociar tu salario:

1. Pregúntate ¿qué es lo peor que puede pasar?

Existen muchas razones para ponerse nervioso al tratar sobre asuntos económicos, y que pueden ir desde la falta de confianza en uno mismo, hasta el miedo al rechazo. Si bien, no hay que olvidarse de que recibir un valor justo por tu trabajo es un derecho básico. Si lo haces correctamente, demostrarás que tienes capacidades de negociación, y revelará un buen conocimiento comercial que impresionará a tu jefe.

Nadie va a pensar mal de ti por preguntar, sino que cualquier manager o responsable apreciará y respetará tu confianza y ambición, y si no, ¿qué dice esto sobre él o ella? Al final, ¿qué es lo peor que puede pasar? De hecho, lo peor es que te digan que no.

La pregunta es ¿tú quién prefieres ser?, ¿alguien que lo intentó y arriesgó? o ¿alguien que ni se atrevió a preguntar?

2. Prepárate… mucho

Para pedir un aumento de salario es necesario prepararse bien. Comienza por reflexionar sobre el año/período que ha pasado y analiza los aspectos en los que hayas obtenido unos mejores resultados. Piensa en cuándo/cómo lograste un mejor desempeño y pregúntate: ¿Qué proyectos en los que estuviste involucrado alcanzaron el éxito? Toma nota del impacto que tuviste tanto en tu equipo, como en la empresa y en los resultados de ésta.

Este ejercicio es una excelente manera de recordar el motivo por el cuál mereces un aumento, además también te ofrece otros beneficios - muchas veces tu jefe puede no recordar todas las metas que alcanzaste, y cómo contribuiste positivamente a la empresa. Por eso, vale la pena recordarle el feedback que recibiste en las evaluaciones de desempeño pasadas, algunos testimonios de compañeros de trabajo, y comentarios positivos de clientes u otros stakeholders de la organización.

3. Investiga

Investiga sobre el valor que alguien como tú tiene en el mercado laboral. El estudio de remuneración de Walters People puede serte de gran utilidad para descubrir tu valor en el mercado de empleo. 

Otra forma para evaluar tu salario, es buscar ofertas de trabajo para puestos parecidos al tuyo en webs de búsqueda de empleo, ya que muchos, al igual que en LinkedIn, ofrecen información que puede ayudar a conocer lo que están ofrenciendo otras empresas para tu posición y años de experiencia.

Además, también es una buena idea hablar con un consultor de búsqueda y selección en quien confíes. Estos lidian con negociaciones salariales diariamente, y pueden aconsejarte mejor sobre el valor que debes pedir.

Aunque sea importante establecer un valor de mercado justo para tu posición, no debes procurar imitar el salario de un compañero. Es peligroso hacer comparaciones directas de este tipo, como ¿por qué él gana 500€ más que yo si estamos al mismo nivel? Puede que no conozcas todos los detalles, y este tipo de abordaje puede hacer que tu jefe le otorgue una menor validez a tu petición.

4. Practica con alguien de confianza

Es importante aprender y practicar el lenguaje y discurso correcto de negociación. Practicar lo que dirás es una excelente forma de aumentar tu confianza para la reunión con tu jefe. Ensaya tu discurso con alguien de confianza y practica un abordaje sin confrontaciones y calmado, excluyendo las expresiones del tipo “discúlpame” o “te agradezco muchísimo”.

Asimismo, puedes aprovechar para hablar con alguien que haya pasado por la misma situación, ya que puede ser un mentor para guiarte, darte apoyo, y consejo.

5. Mantente concentrado en tu objetivo

Algo que puede facilitar la evaluación de tu situación es que tomes una perspectiva más distante. No hagas de este asunto algo personal, pregúntate: “¿Cuánto debería cobrar alguien con este trabajo y funciones?”, teniendo en cuenta el puesto y salario, ¿cuánto deberían realmente pagar a esta persona?

Además, hay que prestar atención al timing – cuando quieres debatir sobre tu salario, es esencial percibir el mejor momento para hacerlo. Si la revisión anual salarial de la compañía es en enero y pides una reunión con tu jefe en febrero, es probable que pierdas la oportunidad. En este caso deberás agendar una reunión en noviembre, por ejemplo.

De la misma forma, no mezcles la conversación sobre el salario con otro asunto o tema a debatir. Reúnete para hablar exclusivamente sobre tu salario y el aumento que quieres solicitar - no trates otros temas que pueden hacer perder el punto de atención y divagar. Si lo haces, corres el riesgo de que tu jefe no perciba el propósito concreto de la reunión y finalmente no consigas tu objetivo.

6. Aprende a negociar

No es necesario ser un gran negociador para cerrar un acuerdo, pero conocer los aspectos básicos puede ser de gran ayuda.

  • Aprende a escuchar – la escucha activa demuestra respeto y genera confianza.
  • Reconoce las objeciones – “en este momento no tenemos presupuesto para esto”, es una frase común para cerrar una negociación de este tipo. Sin embargo, puedes mantener la conversación admitiendo la objeción y haciendo preguntas adicionales como: “¿Sabes cuándo habrá presupuesto disponible?” o “¿cuáles son los planes para el desarrollo del equipo?” hasta conseguir llegar a algún tipo de compromiso o solución alternativa.
  • Mantén la calma – no te sientas presionado a aceptar la primera oferta que te propongan. Lo más probable es que tu jefe tenga un valor final en mente que esté dispuesto a ofrecer, pero éste no será el primero que te transmitirá.
  • No sientas la necesidad de rellenar el silencio – formula tu pregunta y espera la respuesta. Esta es una técnica clásica de ventas bastante poderosa.
  • Amplía tus opciones – si la oferta final no está alineada con lo que habías pensado, tal vez sea posible negociar algo que también sea positivo para ti como: más días de vacaciones, programas de mentoring, horario flexible, formación, etc.
  • Reflexiona – aunque estés satisfecho con la propuesta, es importante no dejarse llevar por la emoción del momento y darse un tiempo para comentar la oferta con alguien de confianza.

7. Piensa bien en tus opciones

Si no has conseguido exactamente lo que pretendías, mantén la calma y muéstrate profesional, así como no des ningún ultimátum. Intenta tener más tiempo para reflexionar, diciendo que vas a pensar en el asunto y que darás una respuesta tan pronto como te sea posible.

En algunos casos puede que no consigas lo que querías porque tu manager no puede hacer nada en ese momento. Si te encuentras en esa situación, coméntale que te gustaría agendar una nueva fecha para revisar esto de nuevo. Pregúntale: “¿Cuándo crees que sería posible avanzar con esto?”,  toma nota de la fecha y haz el seguimiento necesario.

Termina las reuniones de este tipo de forma positiva y constructiva, independientemente del resultado, y agradécele el tiempo dedicado a tratar el asunto.

Aún así, si después de mucha reflexión no te sientes satisfecho con el resultado de tu negociación, tal vez sea el momento de buscar otro empleo en el que sientas que el salario está más alineado con lo que consideras justo recibir.

¿Necesitas más consejos de carrera profesional? 

Si buscas una nueva oportunidad profesional, echa un vistazo a nuestras ofertas de empleo.

teléfono retro blanco

Quiénes somos 

Read more »

Últimas vacantes