5 preguntas que debes hacerte al considerar una contraoferta

hombre con portátil

Te han ofrecido un nuevo empleo y en el momento de presentar tu dimisión, tu empresa actual te ha hecho una contraoferta, ¿qué hacer en este caso?

Las siguientes preguntas pueden servirte de ayuda para analizar tus opciones y tomar la decisión adecuada:

1. ¿Por qué motivo consideraste cambiar de trabajo?

Cambiar de empleo nunca es fácil, por eso debes haber tenido un buen motivo para querer explorar el mercado y considerar dejar tu puesto actual. Tal vez últimamente has notado una falta de motivación, o has sentido que no estabas evolucionando lo suficientemente rápido, o incluso, has dejado de identificarte con los valores de la empresa.

Existen varias razones que pueden indicar que es el momento de cambiar de trabajo, y para la mayoría de las personas éstas no se deben solamente al factor económico. Puede ser muy positivo para el autoestima recibir un aumento salarial y sentirse “querido”, pero es poco probable que esta sea una buena solución a largo-plazo para ti, a no ser que confíes en que los problemas por los cuales te planteaste dejar tu puesto, realmente vayan a ser abordados y resueltos.

El 39% de los profesionales que aceptan una contraoferta termina por dejar finalmente su puesto de trabajo poco después de un año, señala Alexandre Coffin, Associate Director en Walters People España.

2. ¿Te has tomado tu tiempo para pensar bien sobre tu decisión?

Las reacciones iniciales a una contraoferta pueden ser emocionales e impulsivas – la sensación de agrado por sentirte necesario en tu empresa, y el sentimiento positivo de un aumento salarial inesperado. La lealtad y el afecto a tus compañeros, así como al proprio lugar de trabajo, también pueden influir en tu decisión.

Sin embargo, es importante separar la parte emocional de los motivos racionales que te han llevado a tomar esta decisión, comenta Alexandre. “Puede parecer que estamos pasando por el fin de una relación cuando dejamos nuestro empleo”, continúa, “pero hay que intentar guardar las distancias y mantenerse racional”.

Alexandre recomienda tomarse unos días para considerar realmente las opciones antes de tomar una decisión. Haz una lista de pros y contras, y háblalo con familiares y amigos cercanos. De esta manera podrás tener la certeza de que tu decisión ha sido cuidadosamente pensada, y que no se ha basado solamente en una reacción emocional impulsiva.

“No te ciegues por la emoción de dejar tu trabajo: concéntrate antes en las razones que te llevaron a hacerlo", señala Alexandre.

3. ¿Un aumento salarial es razón suficiente para quedarse? y, ¿por qué te ofrecen dicho aumento ahora?

Parte de una contraoferta generalmente conlleva un aumento de salario significativo, lo que seguramente tendrá mucho que ver con la decisión de quedarte en un trabajo actual. ¿Pero será un aumento salarial realmente suficiente? Al final, si este hubiera sido el problema, seguramente ya lo habrías hablado con tu jefe antes de sentir la necesidad de buscar otro empleo.

Y ¿por qué razón esperó tu empresa hasta ahora, cuando estás dispuesto a irte, para ofrecerte un aumento de salario? Debes pensar si tu salario hubiera aumentado y habrías sido valorado por tu contribución y trabajo en la compañía si no hubieras presentado tu dimisión.

“Si te pueden ofrecer más dinero ahora, naturalmente te preguntarás: ¿Habrá habido alguna razón para que no me hubieran aumentado el sueldo antes?”, comenta Alexandre. “Puede indicar que tu empresa no te estaba valorando lo suficiente. Aunque te hayan aumentado el salario ahora, ¿no te estarán ofreciendo solamente algo que ya podrías haber tenido hace tiempo, dejándote ahora en un nivel salarial en el que después quedarás atrapado todavía por más tiempo?

Desde una perspectiva de negocio es claramente más simple y barato para una empresa pagar un poco más para retener a un empleado actual en lugar de invertir en la contratación, formación y desarrollo de un nuevo candidato. Desde este punto de vista, el aumento salarial puede parecer menos adulador. Es por lo tanto esencial ver más allá y pensar en tu posición a largo plazo, cuando la novedad de un buen aumento de salario se haya pasado.

4. ¿De qué forma se verá afectado tu futuro en la empresa?

Algunos profesionales se preocupan por la forma en la que serán vistos en la empresa si se quedan después de haber considerado aceptar otro trabajo.

Tal vez sientas que disminuye la confianza que depositaban en ti, y, consecuentemente, cada vez que trabajes desde casa o tengas una visita al médico pienses que todos te van a observar y juzgar.

O quizá exista una preocupación por parte de tus compañeros al verte como un riesgo, por lo que se sientan reacios al contar contigo para desarrollar una tarea estratégica, o al compartir información confidencial, ya que pueden pensar que quieras irte de nuevo.

“No te olvides de que ahora todo el mundo sabrá que hubo un momento en el que quisiste dejar tu trabajo”, señala  Alexandre. “Por ello, tienes que pensar si esto va a perjudicar a tu futuro, y si la empresa solamente quiere ahorrarse el coste y el trabajo de sustituirte”.

5. ¿Qué es lo que realmente te va a hacer feliz?

Si te has sentido emocionalmente preparado para comenzar a trabajar en un nuevo ambiente, esto es una clara señal de que no debes aceptar una contraoferta de tu empresa actual.

Aunque sea tentador quedarse con lo que ya se conoce y se domina, y con el beneficio de un aumento salarial, tomarse algún tiempo para reflexionar sobre las diferentes opciones significa que, en el futuro no te arrepentirás de la decisión que tomes. Así que intenta asegurarte de que tu decisión ha sido tomada por los motivos correctos.  

Descubre si es la hora de cambiar de empleo o echa un vistazo a nuestros consejos para renunciar a tu puesto adecuadamente.

ÚNETE AL EQUIPO 

Read more »

Últimas vacantes