4 consejos para preparar una entrevista de trabajo

hombre con tablet

La importancia de prepararse bien una entrevista de empleo debe ser tomada en serio. Además de aumentar tu confianza, te ayudará a ofrecer la mejor versión de ti mismo.

Los entrevistadores comprueban habitualmente la preparación del candidato para analizar cómo de motivado se encuentra en relación al puesto vacante. Una buena preparación les demuestra que esa persona realmente quiere el empleo.

1. Investiga

Lo primero que debes hacer es visitar la página web de la empresa y sus redes sociales. Asegúrate de leer su página principal, así como las secciones “sobre nosotros”, “servicios” o “productos” (dependiendo de cada caso), y toma buena nota de los principales aspectos de la compañía, incluyendo la historia, visión, misión y valores de la misma.

El siguiente paso es investigar en Internet sobre la empresa para descubrir si existen noticias recientes. Esto garantiza que encuentres la información más actual de la organización; conocimiento que demostrarás durante la entrevista si surje la ocasión.

Asimismo, es una buena idea tener una pequeña noción de cuáles son los principales competidores, y saber qué es lo que diferencia a la compañía del resto de empresas del sector.

2. Aprende

Revisa tu CV hasta que te lo sepas de memoria para poder hablar tranquilamente sobre tu experiencia profesional, y exponer tus principales éxitos y resultados.

Invierte tiempo en analizar de qué forma tus competencias y experiencia encajan con la descripción de la oferta de empleo. Tu objetivo es hacer ver al entrevistador que eres el candidato perfecto para el puesto.

Puedes investigar sobre empleados actuales y antiguo, así como a tu potencial jefe con el objetivo de responder a las preguntas con seguridad.

3. Practica

Pídele a alguien de confianza que te ayude a practicar las preguntas más comunes de entrevista, así como las preguntas por competencias. Practicar las respuestas en voz alta evitará que divagues mucho durante la entrevista. Te permitirá también comunicar tus pensamientos de forma más clara y organizada.

4. Prepara tu propio cuestionario

Procura pensar en preguntas que te permitan destacar sobre el resto de candidatos. Los entrevistadores suelen quedar impresionados por candidatos que demuestran una actitud entusiasta, especialmente por aquellos que han demostrado haber realizado un esfuerzo extra en la preparación de su entrevista.

Utiliza tus preguntas para demostrarle al entrevistador tus conocimientos. Por ejemplo, si has visto los perfiles de LinkedIn de alguno de los empleados de la empresa y te has dado cuenta de que suelen ser promocionados cada dos o tres años, puedes hacer una pregunta sobre ello.

Aunque sea una buena idea buscar el perfil de LinkedIn de tu entrevistador, ten cuidado de no "sonar intrusivo" al comentar algún aspecto personal que hayas podido encontrar – es mejor ceñirse a comentarios estrictamente profesionales.

De igual forma, lee el informe anual de la compañía, así como las últimas notas de prensa. Investiga aspectos que puedas unir al puesto y departamento del que esperas formar parte.

Por ejemplo: “He leído que acabáis de lanzar el producto X – ¿En qué medida repercutirá en el desarrollo de esta posición?"

Evita hacer preguntas sobre salario y beneficios durante la primera entrevista. Estos temas podrán ser abordados más adelante a lo largo del proceso de selección.

Cuando el candidato demuestra que no tiene mucha idea sobre la organización y la razón por la cual está incorporando nuevos empleados, el entrevistador puede pensar que no está realmente interesado en la posición.

Recuerda

  • Haz un esfuerzo extra en tu investigación para conseguir ir más allá.
  • Relaciona tus competencias y experiencia con la descripción de la oferta de empleo.
  • Haz una entrevista a "modo test" con una persona de confianza.
  • Prepárate algunas preguntas interesantes sobre la organización con el fin de destacar.
     
 
 

Ofertas de empleo 

Read more »

Últimas vacantes